El polvo del 11-S

El 11 de septiembre de 2001 el cielo de Nueva York se tiño de negro y las Torres Gemelas, inauguradas un 4 de abril de 1973, emblema y sello del Centro Mundial del Comercio (World Trade Center), quedaron reducidas a una gran nube de polvo, como consecuencia de los atentados terroristas del grupo Al-Qaeda.

Dust Lady

“Dust Lady” / Stan Honda – AFP

La mujer que aparece en esta fotografía es Marcy Borders y ya no está para recordar aquella fatídica fecha, hace unos días falleció a consecuencia de un cáncer de estómago. Ella estaba convencida de que la causa de su enfermedad fueron precisamente los agentes químicos del polvo que tragó aquel día y que le llegó a cubrir todo el cuerpo.

Aquel día, Marcy, salvó su vida, volvió a nacer.

Trabajaba para el Bank of America, en una de las Torres Gemelas. Tras la caída de la torre, logró protegerse en un edificio cercano. Allí, aterrada, entre escombros y cubierta por la inmensa nube de polvo la encontró Stan Honda, el fotógrafo de la agencia AFP que tomó la imagen.

A partir de esa instantánea, Marcy Borders, sería conocida como la Dama de Polvo (“Dust Lady”), y su imagen dio la vuelta al mundo, como un símbolo de todo el horror vivido y, también, de supervivencia y unidad de la Democracia ante uno de los mayores ataques  cometidos contra la libertad.

Mientras escribo estas líneas para recordar y honrar la memoria de las casi tres mil víctimas mortales y los casi seis mil heridos de aquellos atentados terroristas me entristece  comprobar que la nube de polvo no sólo no ha desaparecido, sino que se ha extendido  dejando un mundo más gris, más hostil…

Echo la vista atrás y veo mucha sangre derramada, un mundo enfermo y marcado por el odio y por el mayor desprecio de los derechos humanos. Demasiadas vidas por vivir aniquiladas y enterradas por fundamentalismos y guerras tan incomprensibles como injustas.

  • 11 de septiembre de 2001, Nueva York, Washington (EE.UU): 2.978 muertos y más de 6.000 heridos
  • 12 de octubre de 2002, Kuta (Bali): 202 muertos y 209 heridos
  • 23 de octubre de 2002, Moscú (Rusia): 168 muertos y más de 100 heridos
  • 11 de marzo de 2004, Madrid (España): 191 muertos y 1.858 heridos
  • 4 de septiembre de 2004, Osetia del Norte (Rusia): 334 muertos (171 niños) y 783 heridos
  • 14 de febrero de 2005, Beirut (Líbano): 22 muertos y más de 100 heridos
  • 7 de julio de 2005, Londres (Inglaterra): 56 muertos y más de 90 heridos
  • 14 de agosto de 2007, Mosul (Irak): 796 muertos y 1.562 heridos
  • 26-29 de noviembre de 2008, Bombay (India): 188 muertos y 293 heridos
  • 22 de julio de 2011, Oslo y Uteya (Noruega): 77 muertos y más de 100 heridos
  • 15 de abril de 2013, Boston (EE.UU): 3 muertos y 282 heridos
  • 7 de enero de 2015, París (Francia): 11 muertos y 11 heridos

Por desgracia la lista enumerada no es numerus clausus y el reguero de sangre y atentados es mucho mayor que el aquí enumerado.

Demasiadas fechas para recordar, demasiado polvo para digerir…

Desconozco si Marcy Borders falleció a consecuencia de su enfermedad o si ésta fue provocada por tanto polvo tragado aquel 11 de septiembre, pero una cosa tengo clara: El mundo necesita, urgente, un antídoto para atajar el cáncer del terror o pronto no habrá lugar para enterrar a tantos muertos.

Sigo creyendo en los hombres. Tengo la esperanza de que el bien acabe triunfando, sobreponiéndose ante el mal. Creo en la democracia y en la libertad. Detesto la tiranía y me revelo ante los abusos y las violaciones de los derechos humanos. No quiero ni puedo resignarme ante el terror.

Sirva la imagen de esta Dama de Polvo para reivindicar la resistencia y fortaleza de los hombres y mujeres de bien ante aquellos otros individuos que nunca podrán limpiar su alma llena de odio y crueldad con la que se propusieron atemorizarnos a todos.

Atentado Torres Gemalas 11S

En el 14º aniversario de los atentados del 11-S (In memoriam)

Autor: Carlos D. Lacaci

@Lacaciabogado