Balance

Cinco minutos bastan para soñar toda una vida,

así de relativo es el tiempo.

Mario Benedetti

 

Con doce campanadas ponemos fin a 365 días de nuestras vidas. Y aunque hayamos querido hacer balance de lo que nos ha pasado a lo largo del año, es en esos segundos cuando somos realmente conscientes de que ha sido un año en el que hemos reído, llorado, añorado o esperanzado por algo, por alguien, por todo, por nada.

En esos segundos pasan por nuestras cabezas esas ausencias tempranas que nos duelen en lo más profundo de nuestros corazones, esas llegadas de nuevas risas que han hecho que nuestras caras se iluminen, esas metas alcanzadas con mucho esfuerzo o esos cambios de planes que hemos tenido que ir aceptando para recomponer nuestra agenda y modificar el rumbo de nuestros pasos.

En medio de esas doce campanadas somos conscientes de lo que queríamos haber hecho o dicho y no hemos podido, querido, sabido hacer o decir. Y ahora es tarde aunque quizás, no lo sea. Y he ahí el primer propósito del nuevo año: no dejar de hacer o de decir aquello que piensas, quieres, deseas o sueñas.

asd

De repente, entre uva y uva, caemos en la cuenta de esos momentos robados al disfrute, a la familia, a la amistad, al amor y nos hacemos el segundo propósito del año: voy a trabajar menos, salir, reír y pasar más tiempo con la familia, con los amigos. Voy a planificarme mejor, dedicarme más tiempo porque la vida son dos días que se pasan en un suspiro, porque fíjate fulanito o menganita que, en la flor de vida, cuando lo tenía todo y estaba en el mejor momento, se ha quedado en el camino y no puede ser, así que…, hay que vivir más y mejor, y este año lo voy a hacer.

Mientras vamos escuchando las campanadas, tragando a la carrera las uvas, miramos de reojo a los que están a nuestro lado y sentimos que nos emocionamos porque, un año más, están ahí: tus padres están mayores, los miras con ternura, con cierto miedo porque el tiempo pasa y sabes que algún año los echarás mucho de menos y ya no habrá marcha atrás. Miras a tus hijos y sientes un escalofrío recorriendo tu espalda porque sabes que, en cierto modo, su felicidad, su sonrisa, su futuro dependen de ti. Miras a tu pareja y sientes que el compañero que elegiste y que te eligió para compartir la vida sigue ahí, a tu lado y que, quizás, hay que hacer más por cuidar la relación porque en este año no siempre has estado a la altura de lo que se merecía o quizás sea él o ella quienes no han sabido estar al nivel que necesitabas. Hay que hablar más o quizás menos para escuchar más y mejor. Miras a tus amigos y sonríes porque siempre están ahí, en lo bueno, en lo malo, siempre incondicionales. Y aunque no quieres que nada enturbie ese minuto en el que estás entrando en el nuevo año sientes las ausencias que aún, a pesar del tiempo que ya ha pasado, no has asimilado.

gdfSiguen las campanadas y, si a estas alturas no nos hemos atragantado con las uvas, con las risas o con las miradas, vamos sintiendo que se cierra un año en el que quizás no hemos cumplido todo lo que nos propusimos pero ¿y todas esas cosas a las que hemos ido haciendo frente y que no estaban previstas?. ¿Esas no cuentan?. Quizás no nos hemos apuntado al gimnasio o quizás sí, aunque a los dos meses lo dejamos. Quizás no hemos dado el paso definitivo para cambiar una situación que nos producía desasosiego, amargura o insatisfacción pero la hemos sorteado con más cintura que el año anterior. Quizás, quizás, tantos quizás se te acumulan pero nadie puede negar que, al fin y al cabo, no ha sido un mal año.

Y van terminando las campanadas y en el albor del mordisco a la última uva sentimos que la ilusión, la felicidad, la esperanza nos va llenando por dentro. Y al acabar, copa en mano para brindar, nos sentimos pletóricos de energía para empezar el que, otro año más, será el año de nuestras vidas. Sí, sin duda, un gran año.

¡Feliz Año Nuevo!

Carmen Pérez Andújar

@CPEREZANDUJAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s