Crónica de la Fiesta de El Calzador. Crónica de un éxito anunciado.

Crónica de la Fiesta de El Calzador. Crónica de un éxito anunciado

Me han pedido que haga una crónica de la fiesta y he prometido no hablar de las zapatillas rosa salmón de Emilio Gude.

Creo que se han creído que soy una especie de Jorge Javier Vázquez o algo así. (JJ estaba invitado y confirmado pero creo que su taxi quedó bloqueado en el centro de Madrid. No tengo muy claro el motivo).

La fiesta se celebro en el http://quioscodelareina.es/node/1 en Madrid. En un parque. ¿por qué?

No lo se. Creo que alguno de los organizadores tenía morriña de hacer un botellón y no se le ocurrió mejor idea. El lugar no era malo del todo. Tenía árboles, mesas, sillas y una terraza en el exterior, sin climatizador. ¿para qué? Los 35 grados de noche fueron fácilmente soportables.

Los tickets sellados para pedir las bebidas fueron un detallazo. Una vuelta a la adolescencia. Rejuvenecer veinte años (eso yo, otros bastantes más). Un detalle muy agradecido.

La fiesta estaba preparada para las 21:00 hora zulú. Con la llegada de las primera mujeres a la fiesta hubo algún miembro del consejo que se bloqueó. No lo entiendan mal. Fue de la emoción de ver que realmente no eramos un grupo como los que salen en las películas americanas que se reúnen por internet. Un alivio. Aquellos que en la próxima edición vengan para poder ligar le confirmamos el gran nivel de las asistentes.

Fueron llegando más personas hasta poco más de cien. Después del bloqueo de la página en blanco, de la primera invitada, asumimos el éxito como lógico y normal. El poder de convocatoria es lo que tiene. Además, alguien había filtrado que venía Vargas Llosa con una novia nueva que tiene.

Una vez reunidos, el primer momento estelar fueron los discursos. El evento, minuciosamente planeado hasta el detalle, comenzaba.

@EstefaniaNussio , espectacular, daba comienzo a los fastos. El calzador había organizado una gala a la altura de ¡Murcia, qué hermosa eres! y daba paso a Carlos Lacaci, el calzador más activo en estos particulares. Carlos comenzó con un brillante discurso, como no podía ser de otra manera, enervando el espíritu que nos llevó hasta aquél grandioso momento. Luego Leopoldo, representante de la Fundación Garrigou, colaborador de El Calzador, se arrancó con un discurso que se veía preparado a conciencia, recordando a todos y de todo. No llevaba ningún papel en la mano, como el mejor Castelar.

Una vez acabaron los agradecimientos comenzó el ágape. Las dudas de los días previos se despejaron. El cocinero había preparado un trampantojo de barbacoa urbana. Los recelos de que la panceta era insuficiente causó no pocos daños en la moral de la gente que se abalanzó sobre los chorizos (que no eran chorizos sino una menestra de verduras aromatizadas con espuma de aire de chorizo parrillero). La aceptación fue tal que las masas enfurecidas gritaban: “¡Queremos más chorizos, queremos más chorizos!” Este pequeño incidente fue solucionado con una mus de chocolate en cama de arroz al aroma de morcilla de Burgos de toda la vida. No llegó la sangre al río.

Por último, llegó el momento de las fotos. Los calzadores, todo su consejo asesor al completo, posaron en el roll up de la fundación como seis estrellas de fútbol y dos jugadores del Atlético de Madrid. Las cuotas son lo que tienen. La totalidad del consejo se desvelaba.

En ese momento surgieron varias dudas bajo los flases:

  • ¿Cómo sostiene el flequillo el becario de El Calzador?
  • ¿Es verdad que uno de los miembros del consejo llevaba seis días seguidos de fiesta y agotó las existencias de leche de pantera de Madrid capital?
  • ¿Quién del consejo es el famoso empotrador?
  • ¿Es cierto que el verdadero origen del nombre de El Calzador es un secreto que afecta a un Ministerio?
  • ¿Quiénes son del Atlético de Madrid y por qué los aceptan?
  • ¿Abeledo existe de verdad?
  • Who the fuck is Enzo?
Anuncios

2 comentarios en “Crónica de la Fiesta de El Calzador. Crónica de un éxito anunciado.

  1. Pingback: Crónica de la Fiesta de El Calzador. Crónica de un éxito anunciado. | Al otro lado de ese Derecho

  2. Pingback: Canarias, capital Caldas de Reyes | el calzador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s