Entrego el testigo… Bienvenidos a El Calzador

Difícilmente iniciativas novedosas, surgidas casi por casualidad, acaban funcionando y siendo bien aceptadas. Esa sensación tuve durante el pasado mes de diciembre cuando el número de visitas en mi blog a las “Lecturas de domingo para juristas” iba en aumento y notaba a través de las redes sociales que se había ocupado un cierto hueco entre los lectores de blogs jurídicos.

No eran profesionales de la literatura quienes escribían los posts, sino compañer@s y amig@s con l@s que estamos en contacto a diario. Nos contaban historias amenas, curiosas, no siempre vinculadas con el Derecho, facilitando así, en cierto modo, la transmisión del conocimiento y también, por qué no decirlo, conocerles más a ell@s. Los domingos eran los días en que uno se quitaba el traje de abogad@, de fiscal, de profesor, y nos hablaba de sus hobbies, de alguna historia personal, de algún hecho histórico… Y gustó. Por lo que contaban y cómo lo contaban. Se notaba la calidad en los posts.

Así, lo que en principio pensé como una especialidad, un toque de distinción de mi blog, acabo adquiriendo personalidad propia y, sin pretenderlo, dio lugar a un blog dentro del blog originario. Sin embargo, distintos compromisos profesionales y personales me impiden darle el tratamiento que merecían y estaban adquiriendo las “Lecturas de domingo para juristas”. Ante esa situación, tenía que separar el perfil jurídico y académico de mi blog, de las “Lecturas…”.

Hace unas semanas, en un encuentro con amigos, les expuse las razones por las que no podía seguir con las “Lecturas…”, y ellos muy amablemente decidieron pensar durante unas semanas sobre el tema. Las “Lecturas…” gustaban, las publicaciones incentivaban a otr@s a escribir, y a muchos más a leer, por lo que esa idea tiene mucho recorrido. Estoy seguro de ello.

A principios de esta semana, uno de estos amigos me avisó de lo que habían hecho. Habían decidido crear un blog nuevo, en el que tenían por objetivo publicar distintos posts dos veces por semana: los miércoles y los sábados, y escribirán los integrantes del Consejo Asesor, así como firmas invitadas. Desconozco cuál será el rumbo que tomará este blog, no sé quienes son todos los miembros del Consejo Asesor y si alguna vez me concederán el privilegio de escribir aquí dado el nivel de calidad que puede tener. Me mantengo al margen.

Sin embargo, han tenido el detalle de dejarme publicar el primer post de este, espero, muy exitoso blog. Les entrego el testigo de lo que fue “Lecturas de domingo para juristas”.

Nace El Calzador. Bienvenidos. Disfruten el viaje.

Enrique Moreno Serrano.

Anuncios

Un comentario en “Entrego el testigo… Bienvenidos a El Calzador

  1. Pingback: Con nostalgia… me liaron (o me dejé liar) | el calzador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s